Nuevamente rechazado

“No habemus presupuesto”

GP

El bloque UCR – UDeSo ha enviado en las últimas horas el presupuesto al departamento Ejecutivo para su reformulación.

El presupuesto ha vuelto para su reformulación, luego de un pedido del bloque para que se cumpla con lo que la Ley Orgánica de las Municipalidades manda, y es el de contemplar en el mismo todos los recursos con los que se contará en el año para afrontar las distintas necesidades (art. 110 y 111). El pasado miércoles citados a reunión en el municipio pudimos ampliar el pedido y entre los puntos informados se destacan, la diferencia de coparticipación menor a lo real (cercana de $10.000.000), la no inclusión del Fondo de Educativo por más de $5.000.000 y el Fondo de Programas Sociales por $ 1.000.000. También se pidió por el Fondo Provincial Solidario o Fondo Sojero que se acerca a los $ 3.400.000.

Ridao

En la reunión se trasmitió también el pedido de que se estudie por parte del Departamento Ejecutivo disminuir el 100% de aumento de la Tasa de Conservación de Caminos Rurales.

La alternativa de reparación presentada por el señor Zaninni, contratado a tal fin por el municipio, llega a los $10.400.000 que incluye una inversión en maquinarias cercana a $1.200.000 (para ir reemplazando equipos obsoletos  que hoy siguen en uso).

Según datos de la ordenanza que creó la CARVIBAL, conocida como Comisión Vial, los recursos disponibles para afectar al mantenimiento y reparación son: la tasa vial, el fondo compensador de obras viales y el recupero de deuda de ejercicios anteriores (estando en marcha un plan que intenta un recupero de deuda cercano a los $7.000.000).

“Si tenemos en cuenta que el presupuesto 2013 enviado por el municipio prevée una cobrabilidad del 80%, podemos convenir que con un incremento en la tasa del 50% más el fondo compensador $3.474.000, el cobro de montos adeudados propuesto $ 1.500.000 y el recupero de otras deudas pendientes por fuera de los $ 7.000.000 reclamados permitiría cubrir los montos a invertir”, dijo Francisco Ridao, presidente del bloque.

También se analizó la existencia de una Tasa de Marcas y señales por un monto de $1.000.000 que se cobra al sector ganadero y que se utilizada, según respuesta del contador Galbán, para pagar gastos corrientes sin una afectación específica. Esto, según la ley, convierte al cobro en un impuesto (al no tener una aplicación específica) y los municipios no pueden cobrar montos bajo este concepto algo que solo es permitido a la Provincia y la Nación.

“Sabemos que no hay buen servicio sin recursos, la situación de los caminos rurales transita hace años por un estado de abandono que de a poco debe revertirse y para ello el municipio debe empezar por acercarse cargo de lo que el mismo generó y a nuestro criterio el primer paso es ser flexible a los reclamos y escuchar en este caso a un sector que durante años a sido postergado. Los recursos como se describió están garantizados (sin necesidad de un 100% de aumento), eso sí, gestión mediante”, concluyó Ridao.