“Llegó la hora de escribir un cuento”

Aquí están los cuentos del certamen de la E.P Nº13

GP

La Escuela de Educación Primaria Nº 13 “ Independencia Nacional” presentó este año la segunda edición del Concurso Literario “Llegó la hora de escribir un cuento” Se trata de un concurso que propone a los niños y niñas de sexto año de las escuelas primarias públicas y de gestión privada y con apertura a escuelas de Educación Especial la escritura de un cuento en donde puedan hacer volar toda su imaginación y poner en acción la creatividad que tienen para desarrollar.
Ganadores:
Primer premio: “Thomas y su máquina del tiempo” obra perteneciente a Fiorella Bonari ,alumna de la EP Nº 13
Mención de honor
-“Un guardabosques enamorado”, obra perteneciente a Brisa Newbery Isaac, alumna de la EP Nº 9
Menciones
-”El grito”, obra perteneciente a Joaquín Fuentes, alumno de la EP Nº 1
-“Te encontré”, obra perteneciente a Josefina Giménez Román, alumna de la EP. Nº13
-“Competencias de panaderos”, obra perteneciente a Milagros González, alumna de la EP Nº 4
-“Una personalidad me esconde”, obra perteneciente a Emilia Netcoff, alumna de la EP Nº 13
MENCIÓN ESPECIAL DEL JURADO
Para la escuela Especial Nº 501 por la obra “Misterio en el monte”perteneciente a alumnos de segundo ciclo: Alberto Rocha, Damián Baigorria, Agustín Torres. Luna Solar, Jesús Ricillo, Miguel Vismara y Milagros Kravecek
Hubo un total de 56 participantes , de las escuela primarias Nº 1. Nº3, Nº4, Nº 9,
Nº11, Nº13, Nº 45 y Especial Nº 501
Se preseleccionaron 26 obras.
El jurado estuvo integrado por: Ezequiel Feito, escritor local, Héctor Fuentes, escritor local, Ariel Bibbó, periodista y escritor de nuestra localidad y Lidia Poza docente de Prácticas del Lenguaje de Primaria, quien ofició como coordinadora del concurso.
El acto de premiación se llevará a cabo el martes 1 de diciembre a las 9 horas en el gimnasio de la EPNº13, sito en calle 21 entre 28 y 30 Nº 924 con un encuentro de manifestaciones culturales.
El ganador recibirá un producto electrónico otorgado por la Asociación Cooperadora de la EP Nº 13 y un libro
Las menciones recibirán libros donados por editorial Santillana.
Esta segunda edición cubrió todas las expectativas puestas en el concurso, observando cuán importante es dar la oportunidad para que los niños y niñas puedan hacer volar su imaginación y sentir la inspiración que les permitiera convertirse en verdaderos escritores.

Cuentos premiados.
Primer premio
Thomas y su máquina de tiempo
Fiorella Bonari
Les voy a contar una historia, que pocos podrán creer pero les juro que es extraordinaria.
Hace cinco años, en un pueblo pequeño de una montaña vivía un joven de 15 años llamado Thomas. Cada día pensaba como iba a ser el mundo en el futuro, porque el mundo actual estaba lleno de guerras, la gente cazaba animales, las familias no se comunicaban, los mares se contaminaban, y el planeta corría un grave peligro.
Cada día al volver de la escuela, se encerraba en su habitación, e intentaba terminar su máquina del tiempo que había empezado hace uno dos años atrás.
Ese día, sin que sus padres lo vieran, terminó de construirla. Solo faltaba probarla para ver si funcionaba bien, cuando la probó la máquina hizo #pum pash, qué gran desilusión la máquina había fallado y Thomas regresó a su habitación para arreglarla. Trabajó intensamente, no durmió esa noche su deseo era tan grande….
Y por fin logró que funcionará, preparó una mochila, se puso un gorro una bufanda y mientras sus padres dormían emprendió su viaje hacia el futuro, nada más ni nada menos que 100 años después.
Cuando salió de su nave transportadora, bajó esperando encontrar un mundo mejor, pero al llegar vio que el sol se estaba apagando, los animales se habían extinguido, había mucha basura en el piso y todos caminaban como si no tuviesen vida.
-Thomas le preguntó a un señor.
-¿Qué está pasando aquí?
-Mira niño hace 100 años atrás nadie respetaba las reglas de la ciudad y así es como quedó todo-Dijo el hombre
-Pero…y los animales?
-Hace mucho tiempo que han partido en busca de un nuevo mundo
-¿Y los niños?
-Los niños perdieron la alegría y están escondidos en sus casas. No juegan, no corren, no hablan…. Solo juegan en sus computadoras
-¿Cómo te llamas?
-Mi nombre es Thomas y hace 100 años construí una máquina del tiempo y quedé atrapado aquí.
– La única forma de regresar es creyendo que entre todos podemos cambiar el mundo, yo no pude, pero tú sí. Eres nuestra única esperanza…
-¡Ay! Debo volver- exclamó el jovencillo
Y antes de que el hombre pueda hablar Thomas ya se había ido
El joven que ya estaba en su alcoba, fue al centro de la ciudad a alertar a los habitantes del pueblo que en el futuro todo iba a cambiar, si no cambiaban su manera de tratar al planeta.
El niño se puso a cuidar la ciudad primero quemó todas las armas que había para que no maten seres vivos, puso un reglamento y tres tachos diferentes para reciclar la basura, nadie entendía lo que pasaba, pensaban que se había vuelto loco, el joven agarró un megáfono y avisó que en el futuro todo iba a ser horrible…Y les contó de lo triste que se veía aquel lugar.
– ¿Cómo sabés de aquel lugar?
-Yo he creado esta máquina del tiempo para arreglar las cosas, después de ver lo que vi me asusté y volví rapidísimo para avisarles que si no dejamos de maltratar a nuestra tierra, los animales se extinguirán, nadie se mirará a los ojos, el sol se apagará, y viviremos sumidos en la tristeza.
Todos le creyeron y lo ayudaron:
-¿ Qué tenemos qué hacer – gritaron todos juntos
Reciclen la basura, no maltraten a los animales, ayuden a la gente… abracen y jueguen. La gente hizo exactamente lo que el joven pidió y finalmente logró salvar a su pueblo y luego se enteraron en las provincias, la noticia atravesó los mares y todo el mundo se sumó a la causa de Tomas y así entre todos salvaron el planeta.
De pronto un fuerte golpe lo asustó, era su mamá que lo despertaba para ir a la escuela. Todo aquello había sido un sueño….
Quizás el más importante de su vida.
Fin

Mención de honor
Un guardabosque enamorado

Había una vez un guardabosque llamado Fernando, quien estaba muy enamorado de su vecina Romina. Ella era muy hermosa y cada vez que salía a regar sus flores, él la miraba desde su ventana admirando su belleza.
Después de dos años, el guardabosques se animó y se acercó con la intención de expresarle todo su amor, pero sus nervios fueron mayores, no le salían las palabras, comenzó a tartamudear y de vergüenza salió corriendo.
Llegó a su casa, se encerró en su dormitorio y comenzó a llorar de impotencia por no haber podido decirle todo lo que sentía.
Faltaban cuatro días para que en el pueblo se realice el tradicional “Festival de la Alegría”. En esta ocasión, todos los caballeros más ricos del lugar se acercaban a las damas para pedirle su mano, por el simple hecho de concretar matrimonio.
Romina solo pensaba que fuera Fernando quien la invitara a ir al festival; pero llegó el día y no se lo veía por ningún lado. Preocupada, fue hasta su casa para saber cómo se encontraba. Tocó su puerta y al abrirla quedó paralizado al ver a su gran amor frente a él. Sin perder tiempo, la hermosísima dama le pregunta; qué fue lo que te hice que saliste corriendo y no te vi más en estos días?… Tomó coraje y le respondió: es que…… no sé cómo decírtelo….es…queeeee…esss…queee …TE AMO. Pero sé que no tengo nada para ofrecerte, sólo mi maravilloso bosque. Romina comenzó a llorar y exclamó: no importa lo que tienes, yo también me enamoré y te quiero por lo que sos. Y así, los dos juntos y felices fueron al festival de la alegría.
Al día siguiente, Fernando le pregunta a su amada, – si me amas, ¿por qué esperaste tanto tiempo para hacérmelo saber? Porque antes te veía como un amigo y pensaba que para ser feliz tenía que casarme con un caballero, pero con el tiempo me di cuenta que lo que necesitaba era una persona que me saque una sonrisa y me demuestre su amor día a día con pequeños detalles, y eso lo lograste vos.
Con lágrimas en sus ojos, Fernando le propuso casamiento, y por supuesto ella aceptó.
Al fin se cumplió su sueño de amor. Se casaron, se mudaron al bosque, tuvieron dos hijos y fueron muy felices.
Autora: Brisa Newbery Issac

Menciones
Una personalidad me esconde
Emilia Netcoff
Realmente yo creía que ellas eran superiores a mí .Se trataba de unas chicas extrañas que no se si existían, eran muy particulares, bastante presumidas, a mi gustó eran chicas muy bonitas, que se lucían demasiado. En la escuela se sentía una sensación de desprecio o exclusión. ¿Son mejores? Me pregunté. Empecé a lucir como vestían hablar como lo hacían y finalmente así, podría sentirme diferente, ESPECIAL…
Las cosas parecían ir muy bien, empecé a comunicarme con otras personas ; desde aquel punto de vista sentía más atención, más protagonismo .Además se sentía bastante bien, no sé si era lo que yo mas deseaba pero seguro podía estar mucho tiempo así.-¡Guau! era algo grande aquello que me ocurría -.
Una noche de esos largos e intensos días, me puse a pensar en mi cuarto, cómo era mi vida anteriormente, si me dolía haber dejado parte de mi vida y si deseaba recuperarla.
Al día siguiente en la escuela, me sentí algo incómoda, porque una de las chicas con las que comencé a reunirme, hablaba de temas y personas que yo ni por casualidad conocía. Me fui a in banco sola e hice mi tarea. La maestra se preocupó y en el recreo se sentó a mi lado y me preguntó -¿Estás bien?- -Sí- le respondí con toda mi energía para que no se dé cuenta de nada. Se quedó un rato a mi lado y no me pude resistir le dije todo lo que me estaba pasando, que había decidido cambiar mi personalidad, que empecé a amigarme con las chicas más populares y sobre el final le hice una simple pregunta…-¿Señorita usted podría ayudarme?-.Me miró con cara de preocupada y se retiró.
-Creo que algo falló- Me dije. Deseaba conocer, entender y remendar mi error. Pero no me conformé al saber que en la vida no se vuelve el tiempo atrás.
No dormí en toda la noche tratando de encontrar una solución .Mientras pensaba en los buenos momentos con mis “anteriores” amigas se me ocurrió una fácil y brillante idea; lo que debía hacer era pensar detenidamente en cómo era yo, mi estilo, mi forma de ser, y demás, y después de realizar todo ese pensamiento; recuperar mis amistades también era parte del plan.
Una de mis mejores amigas era Catalina que se sentaba a la derecha del banco de atrás .En el recreo aproveché y me senté junto a ella, hablamos nos reímos y disfruté como nunca ese momento.
Cuando quise cumplir por partes mi plan, era como cargar una piedra menos. Comprendí que debía ser yo misma, de aquella manera iba a triunfar, de verdad.
Al día siguiente la maestra se acercó a mí y emprendió su “proyecto” “ayudar a esta alumna”. Creí que ya no era necesario así que le dije – Gracias seño pero ya resolví el asunto, igual si usted quiere puedo aceptar un consejo -. Ella contestó firme – Está bien comprendo-. Culminó diciéndome que me esfuerce buscando mi gran felicidad, y así fue, todo volvió a la normalidad, salvo que yo esta vez aprendí una gran lección, yo soy como soy y así debo ser siempre, sin defectos que me decepcionen…

TE ENCONTRÉ…
Por Josefina Giménez Román
Hace mucho tiempo, en una ciudad muy lejana, vivía una niña llamada Agustina. Ella no tenía amigos, era muy solitaria y triste, sus compañeros de la escuela la dejaban sola y ella se sentía muy mal. Todos los días se sentaba en el último banco, sola, sin nadie con quien charlar ni contarle sus secretos.
Un día, la niña fue a caminar así se relajaba un poco y veía…muchos niños con sus amigos divirtiéndose, y se preguntaba:
– ¿Por qué no tengo amigos? ¿ Qué ven en mí de diferente?, sentía vergüenza de contar lo que le pasaba y cuando le preguntaban ella decía:
– No me pasa nada, estoy bien, sola; pero nadie sabía cómo estaba de triste su corazón…
Al día siguiente, en la escuela, ingresó una alumna nueva, se llamaba Camila, también era tímida, pero tenía un gran corazón, ayudaba a todos, compartía, y muchas cosas más…Cuando era el turno de entrar al aula, Camila no sabía dónde sentarse, tampoco conocía a nadie, ella se acercó hasta Agustina y le preguntó:
Camila: – Hola. ¿Cómo te llamas?
Después de unos minutos Agustina con asombro le respondió:
Agustina: – Me llamo Agustina… ¿y vos?
Camila: – Me llamo Camila, ¿me puedo sentar con vos?
Agustina: – ¿En serio? ¿Estás segura?
Camila: – ¿Por qué no?
Agustina: – No… por nada, vení…
Mientras tenían un rato libre empezaron a charlar de sus vidas…
Camila: – ¿Tenés mascotas?
Agustina: – No, ¿vos?
Camila: – No, antes tenía un gato pero se escapó, se llamaba Monatito.
Agustina: – ¡Uhhh!; ¡Qué lástima!
Camila: – ¿Cómo se llaman tus amigos?
Agustina: – Yo no tengo amigos, siempre me dejan sola.
A Camila le dio mucha lástima y le dijo:
Camila: – Yo soy tu amiga, y nunca te voy a dejar sola.
Agustina: – Gracias por ponerte en mi lugar, sos muy especial.
Camila:- ¡Vos también sos especial! , te quiero mucho.
Agustina: – Yo también.
A medida que fue pasando el tiempo se conocieron mucho más, y a las dos juntas nadie ni nada las podía detener, por supuesto también hicieron más amigos como Alfonsina, Rodrigo, Morena, Matías, Valentina, Elena y muchos más. TODOS JUNTOS EN UN SOLO MUNDO.
Y así fue como se formó una gran amistad. Por eso, nunca hay que darse por vencido, siempre puede aparecer alguien que te ayude a cambiar…
FIN

Competencia de panaderos
Por Milagros González
Nicolás era el único panadero del barrio. Todos los vecinos siempre iban a comprarle porque él tenía el pan más rico.
A la mañana siguiente mientras Nicolás estaba abriendo la panadería, vio que se estaba mudando alguien en frente. Era un chico llamado José que decía ser “ el nuevo panadero”.
Nicolás no sabía que era un nuevo panadero hasta que notó que no le había ido nadie a comprar. También porque mientras él estaba adentro de su panadería escuchó unos aplausos y unas voces que decían “ Bienvenido José”.
Nicolás salió afuera y le preguntó a un vecino, quien le dijo: – Es el nuevo panadero que se mudó al barrio. Él sintió rabia porque hasta ajora él era el único panadero.
Al otro día Nicolás fue a abrir la panadería y vio que José estaba vendiendo un pan. Él , entonces haría un pan más rico y los vecinos volverían a comprarle y bajó los precios.
Cuando José se enteró que Nicolás le estaba haciendo competencia, elaboró otro pan aún más rico y bajó más el precio.-
Todos los días eran de competencia y cada vez bajaban más los precios.
Pero aunque para los vecinos eran buenos los nuevos precios y el pan cada vez más rico, decidieron hacer algo.
Entonces reunieron a Nicolás y a José para que se pongan de acuerdo y decidan quién sería el único panadero del barrio. Ninguno de ellos quería eliminar al otro. A José se le ocurrió compartir una panadería entre los dos y Nicolás aceptó.
Al otro día, José vendió su panadería y mudó sus cosas a la de Nicolás. La única panadería del barrio fue “ NICOLÁS Y JOSÉ , LO MEJOR PARA USTED” y desde ese día ya no hubo más problemas.
FIN

EL MISTERIO DEL MONTE
MIDAMA
EN UN PUEBLO PEQUEÑO, ALEJADO DE LOS RUIDOS. SUCEDÍAN HECHOS EXTRAÑOS QUE INTRIGABAN A LA GENTE DEL LUGAR.
UNA MAÑANA UN GRANJERO DESCUBRE A VARIOS DE SUS ANIMALES MUERTOS CON EXTRAÑAS MARCAS EN SUS CUERPOS.
VIENDO ESTO, DECIDE HACER LA DENUNCIA Y SE DIRIGE A LA COMISARÍA DEL LUGAR. AL LLEGAR, ¡OH, SORPRESA! ESTABA TODO EL PUEBLO REUNIDO Y ATERRORIZADO.
A ALGUNOS LES DESAPARECEN COSAS, OTROS ENCUENTRAN ANIMALES MUERTOS, OTROS ESCUCHAN EL LAMENTO DE LA LLORONA, OTROS EL AULLIDO DEL LOBO… ¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ PASANDO?
PERSONA ENTENDIDA, EL GRANJERO, ASEGURA QUE LAS MARCAS QUE TIENEN LOS ANIMALES SON DE COLMILLOS, LO QUE HACE SOSPECHAR QUE SE TRATA DEL LOBO.
SI… SI… ¡ ES EL LOBO! ENTONCES, EL PUEBLO SE ORGANIZA Y DECIDEN QUE CUANDO OSCUREZCA SALDRÁN EN SU BÚSQUEDA.
UNOS DICEN HABERLO VISTO CAMINO AL MONTE, OTROS, TOMANDO AGUA EN EL ARROYO, OTROS, MERODEANDO LA GRANJA DE DON DAMIÁN, OTROS, AULLANDO EN EL CERRO A LA LUZ DE LA LUNA.
LLEGÓ LA NOCHE Y ENFURECIDOS, BUSCAN PALOS, HACHAS, ESCOPETAS, TRAMPAS Y SALEN A BUSCARLO. EN EL MONTE ENCUENTRAN HUELLAS Y EL GRANJERO EXPERTO LAS IDENTIFICA. ¡SI! SON LAS DEL LOBO. ENTONCES, SIGUEN SU RASTRO.
CAMINAN, CAMINAN, CRUZAN ARROYOS, ESCUCHAN A LA LLORONA, ESCUCHAN AULLIDOS, UNA LECHUZA CURIOSA DESDE LO ALTO DE UN ÁRBOL PARECE ANUNCIAR ALGO Y UN CUERVO REVOLOTEA SOBRE ELLOS.
TODOS TEMBLABAN DE MIEDO Y NO SE ANIMABAN A AVANZAR. CUANDO DE REPENTE… DETRÁS DE UNA ROCA ESCUCHAN LAMENTOS DE UN ANIMAL Y CUANDO SE ACERCAN ¡OH, NOOOO! QUE ESTO, DIOS MIO, ES EL LOBO QUE ESTÁ AGONIZANDO. TIENE HERIDAS SIMILARES A LAS DE LOS OTROS ANIMALES. ENTONCES… ¿QUIÉN FUE?
ESTÁN TODOS DESORIENTADOS Y MUERTOS DE MIEDO CUANDO ESCUCHAN EL LLANTO DESESPERADO DE LA LLORONA QUE PARECE DECIRLES ALGO. SIGUIENDO EL LLANTO, ENCUENTRAN UNA ESCUELA ABANDONADA CUBIERTA DE VEGETACIÓN, TELAS DE ARAÑAS, RATAS Y EL LLANTO DE LA LLORONA MAS FUERTE QUE NUNCA. NADIE SE ANIMABA A ENTRAR, HASTA QUE AGUSTÍN, EL HIJO DE DON DAMIÁN DIJO: ¡YO ME ANIMO!. ABRE LA PUERTA Y EL RESTO LO SIGUE. BUSCAN POR AQUÍ, BUSCAN POR ALLÁ Y NADA. HASTA QUE DESCUBREN UNA PUERTA SECRETA QUE LLEVABA A UN SÓTANO. BAJARON ALUMBRÁNDOSE CON ANTORCHAS Y VIERON ALGO QUE LES HELÓ LA SANGRE… UN ATAÚD Y DENTRO DE ÉL PARA SORPRESA DE TODOS… SE HALLABAN LOS OBJETOS DESAPARECIDOS, OREJAS DE ANIMALES, COLAS, PATAS Y MANCHAS DE SANGRE. LUEGO DE VER TODO ESTO SE DIERON CUENTA DE QUIEN ERA EL VERDADERO RESPONSABLE DE TODOS LOS HECHOS QUE SUCEDÍAN EN EL PUEBLO.
¿Y AHORA QUÉ?… CONTINUARÁ
INTEGRANTES DEL GRUPO DE 2° CICLO DE LA ESCUELA ESPECIAL N° 501
KRAVACEK, CARINA MILAGROS
SOLAR, LUNA
BAIGORRIA, DAMIAN
RICCILLO, JESÚS
TORREZ, AGUSTÍN
ROCHA, ALBERTO
VISMARA, MIGUEL
DOCENTES: PAZ MYRIAM, SEGURA ALBA

BOMBEROS DE BALCARCE