INFORME ESPECIAL

Caso Briz: El pedido de Moure será que Troncoso siga preso en la cárcel

GP

De la audiencia celebrada el 07 noviembre 2013 en el Tribunal Oral Criminal 4, participó Troncoso, acompañado por sus abogados César Sivo y Romina Merino. Además, estuvo presente el fiscal Rodolfo Moure y Horacio Briz, padre de la víctima, junto a su abogada, Adelina Martorella. Desde las dos patas de la acusación estimaron que, dada la cantidad de testigos y el poco material que se introducirá por lectura, serán necesarias 13 audiencias. Por otro lado, en lo que respecta a la instrucción complementaria -incorporación de algunos elementos de prueba que fueron solicitados como informes telefónicos, pericias de ADN, informes psiquiátricos y psicológicos a los que se negó el imputado- se pidieron 90 días de plazo.

moure 1Por su parte, desde la defensa, aunque no se volvió a insistir con la suspensión del proceso, se solicitó el régimen de prisión domiciliaria bajo control por tobillera magnética para Troncoso. Sobre estos temas, el Tribunal 4, compuesto por Alfredo De Leonardis, Gustavo Fissore y Jorge Peralta, definirán el futuro del imputado el próximo 28 de noviembre. En tanto el fiscal Moure rechazará el pedido bajo los siguientes fundamentos para que Troncoso no quede libre: El asesino había ocultado el cuerpo. Dos días después, su mamá, Silvia Alessio, denunció que su hija no había regresado a su casa de la calle 9 al 400 en Balcarce. Melina estuvo cuatro días desaparecida y fue hallada muerta, ocultada y tapada con cal en un camino que une la localidad de Mechongué con Balcarce.
Antes de hallar el cadáver de Melina, Troncoso simulo ante sus familiares un llamado falso de parte de la menor a sus familiares indicándole que se encontraba con sus amigas. Troncoso hizo desaparecer el celular de Melina (el cual después fue hallado) . Lavo esmeradamente el vehículo donde traslado a la víctima y además su vivienda con asistencia de su hermano. Intentó “despistar” la investigación ubicándose en el lugar de victima (lo cual demuestra una mente más que siniestra en la predeterminación del crimen) .Además les dio palabras de consuelo a los familiares y amigos de Melina. Vendió el vehículo en que se traslado a Melina (aun cuando el auto sabía positivamente que tenía orden de secuestro). Lo más notable es que NO obedeció la orden de detención impartida por el Juez de Garantías, sumada la sentencia de Tribunal de Casación Penal Bonaerense, ausentándose de todos los domicilios que había constituido en la causa, sino que por el contrario fue hallado por personal de la DDI de Mar del Plata, clandestino, oculto, habiendo trasformado su fisionomía haciendo trabajos en un hotel – pensión de albañil.
La posibilidad cierta de fuga, se debe valorar, así como la conducta asumida por Troncoso durante la investigación del delito que se le endilga definiendo a todas luces la intención de entorpecer el proceso, la investigación y averiguación de la verdad de los hechos, atento las constancias probatorias obrantes en la IPP que exponen distintos actos del imputado en hacer desaparecer rastros (tal como se indica “ut supra”) y lograr su impunidad.