Dos años y medio

Condena condicional para hombre que portaba arma

Boccia

Un hombre que fue aprehendido en un control preventivo policial y que portaba un revolver calibre 38, fue condenado a dos años y medio de prisión de ejecución condicional y a cinco de inhabilitación especial para tener y/o portar arma en cualquiera de sus clasificaciones tras la validación de un juicio abreviado.

El condenado fue hallado autor del delito de portación ilegal de arma de guerra, atenuada por resultar evidente la falta de intención de utilizarla con fines ilícitos.

El episodio se produjo el 11 de agosto del año 2017 cuando personal policial de la Sub DDI Balcarce constató que el hombre de 37 años, que conducía un auto móvil Ford Fiesta, tenía en su poder un revólver Eibar calibre 38 cargado con seis cartuchos y no contaba con la debida autorización legal para su tenencia y/o portación.

En su declaración el imputado reconoció que el arma era suya y que la llevaba en su poder luego de haber sido asaltado y golpeado durante un violento robo en su casa. “Desde ese momento vivo con miedo y llevo el arma para mi defensa, solo la llevo cuando salgo de noche porque al regresar a la casa es una zona oscura”, declaró antes de señalar que no estaba registraba legalmente.

El juez interviniente en la causa encontró razonable la explicación por lo que en su sentencia sostuvo que la conducta descripta encuadra en el tipo penal de portación ilegal de arma de guerra, atenuada por resultar evidente la falta de intención de utilizarla con fines ilícitos.

A partir de esa calificación fue condenado a dos años y seis meses de prisión e inhabilitación especial por cinco años para tener y/o portar arma en cualquiera de sus clasificación, con más las costas del procesos penal.

Centro