Se cortó con vidrios rotos

Determinaron su culpabilidad por las heridas que se hizo durante el robo

El episodio ocurrió en la tarde del pasado sábado en una vivienda ubicada en la zona de calle 35 y Avenida Caseros.

La propietaria de dicha casa se ausentó de su hogar durante siete horas y su vecino, en pleno conocimiento de esta situación, aprovechó la ocasión para ingresar rompiendo el vidrio de una ventana. Una vez dentro se hizo con un equipo de música y abandonó el lugar.

Tras haber denunciado el hecho, algunos minutos más tarde se presentó en la guardia del Hospital un joven de 19 años con heridas cortantes en su cuerpo, cuestión que fue informada a la Policía.

Así se estableció que el paciente había tenido vinculación con el hecho delictivo. El equipo de música fue recuperado y devuelto a su propietaria.