Para el próximo martes

Docentes: el Gobierno convocó a los gremios

El gobierno bonaerense convocó para el martes a los gremios docentes con el fin de dialogar sobre la “agenda educativa” en el marco del proyecto de Presupuesto provincial para 2015, tras el pedido de los sindicatos del Frente Gremial para aumentar la partida prevista para el área.

La convocatoria fue decidida por el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, y la directora general de Cultura y Educación provincial, Nora De Lucia. Esto surge después de que dos de los cinco gremios del frente, FEB y Suteba, aprobaran ayer un paro de 48 horas en reclamo del aumento del presupuesto educativo para 2015 y la convocatoria a paritarias antes de fin de año.

En el marco de los reclamos, los sindicatos del Frente Gremial, FEB, Suteba, UDA, AMET y Sadop, hicieron una marcha el 16 de octubre y juntaron firmas en los distritos de la provincia. Los gremios también habían demandado un aumento “sustancial” de los salarios, infraestructura edilicia, comedores escolares y nombramientos.

.Sin embargo, no se informó si en los temas de la “agenda educativa” se incluirá la asistencia económica para antes de que concluya este ciclo, tal como lo plantean las organizaciones sindicales. La información oficial tampoco precisó si en el encuentro se dialogará sobre la alternativa de adelantar la discusión paritaria para los primeros días de enero, alternativa que se analiza en el gobierno de Daniel Scioli a raíz de los reclamos gremiales.

El ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, había advertido ayer que para adelantar las negociaciones paritarias “hay un dato que no se puede soslayar, que es la paritaria nacional que pone exigencia para que se cierre un acuerdo”.

En la reunión mantenida ayer entre el gobernador, el Jefe de Gabinete y legisladores, Daniel Scioli había solicitado a Pérez que fije fecha para convocar a los gremios. Al parecer, en el ejecutivo no quieren tener grandes conflictos, no se puede perder tiempo y el reclamo de los docentes es una bomba que no tardaría en estallar en plena campaña.