SADOP

Docentes privados piden cobrar el bono de 5.000 pesos

GP

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) repudió la intención de la Cámara Empresaria AIEPBA que a través de un comunicado mostró su intención de no abonar el decreto 665/19, que establece la bonificación no remunerativa de $5.000, negando un derecho otorgado a todos los trabajadores privados.

“Dicho comunicado demuestra una profunda ignorancia en lo relativo a las normativas vigentes en cuanto a determinación de salarios, de las paritarias, de las leyes de educación provinciales y nacionales y, lo que es más grave aún, de la relación de empleo privado que los dueños de las escuelas mantienen con los trabajadores docentes privados”, sostuvieron desde Sadop provincia de Buenos Aires.

“La habitual postura de esta cámara no solo lleva a conflictos laborales y perjuicios a nuestros docentes, sino que embarca a las escuelas privadas en una disputa que, ya lo ha demostrado la justicia con otros casos similares, termina perjudicando financieramente a dichas instituciones escolares asesoradas por esta cámara”, agregaron.

Con la firma de María Inés Busso y Darío Benítez –en su rol de secretaria general y secretario de comunicación y prensa, respectivamente, de Sadop Provincia-, el comunicado plantea que debería ser innecesario aclarar que el decreto 665/19 menciona taxativamente a quienes quedan excluidos de dicho beneficio, y los docentes privados no están en esa enumeración.

“Además la equiparación salarial con los docentes estatales es un piso y que ese piso no impide de ninguna manera el cobro de remuneraciones específicas del sector privado”, agregaron.

Desde el gremio de docentes de gestión privada recordaron que a nivel nacional está manteniendo diálogos con las cámaras patronales, a fin de llegar a un acuerdo sobre la implementación del Decreto sobre modalidad y los tiempos. “Sin embargo no sorprende la negativa al diálogo que manifiesta AIEPBA, cámara empresaria que, repetimos, no solo genera conflictos laborales, sino que genera también un riesgo financiero innecesario para las escuelas privadas, por el mal asesoramiento que realizan”, agregaron.