No se descarta pedir declaración de emergencia

El campo tendrá importantes pérdidas por las sequías

Haciendo Camino

Las entidades agrarias comenzaron a manifestar su preocupación por la fuerte sequía que están padeciendo varias zonas del país, entre ellas, la provincia de Buenos Aires.
El titular de (Carbap), Horacio Salaverri, señaló que la sequía genera un “panorama complejo para el sector, sino para el país en general”.
“De prolongarse una sequía de estas características, generaría una situación más frágil de la economía Argentina para todo el 2022. Si uno revisa el ingreso de divisas del año pasado, más de 35 mil millones de dólares, fueron producto del agro y la agroindustria”, alertó, añadiendo que también impactaría en el aporte impositivo del sector.
Ante un 2022 en el que el Estado Nacional debe hacerle frente a los pagos al Fondo Monetario Internacional, la sequía que afecta al campo, sector que ingresa una gran cantidad de dólares, también es una señal de alerta para la economía argentina.
Según explicó Salaverri, “la zona del noroeste está muy complicada con los sembrados de primera, que tienen una pérdida irreversible de rendimiento”, mientras que “la siembra de segunda, con estos calores hasta el sábado, con alguna probabilidad de agua que pueda cambiar algo”.
“En la ganadería, tanto de leche como de carne, hay preocupación. Al haber menos pasto, se achica el campo y se produce liquidación de animales. Por otro lado las altas temperaturas, complican al vacuno. Donde no hay buena sombra, el sufrimiento del animal y la disposición de agua tiene que ser completa y en algunos casos genera mortandad”, indicó.
Por último enfatizó: “van a empezar los pedidos de declaración de emergencia por sequía y ver qué tipo de paliativos se pueden aplicar desde los gobiernos provinciales y nacionales”, señaló.