Por retraso en los pagos

El Círculo Médico podría cortar el servicio de IOMA

Boccia

El Círculo Médico de Balcarce, como parte integrante del CEMIBO, que aglutina también a los círculos médicos de La Plata, Ensenada, Tandil, Mar del Plata, San Pedro y Trenque Lauquen, le plantearon IOMA que interrumpirían la atención a los afiliados debido a recurrentes demoras en los pagos, un conflicto que persiste entre las entidades y la obra social desde hace tiempo y que aún no ha encontrado una solución definitiva.

A través de un comunicado, el CEMIBO acusa «falta de diálogo, trabas en la incorporación de nuevos recursos humanos y tecnológicos, convenios capitados sistemáticamente deficitarios, arbitraria reducción de padrones, débitos sistemáticos y excesivos, numerosos y engorrosos trámites de excepción que fomentan la judicialización, extrema burocratización y falta de resolución de los conflictos con las entidades primarias».

Los colegios que integran el nucleamiento, entre ellos el de Balcarce, se reunieron para dar el ultimátum. Firmaron un comunicado y exigieron una rápida respuesta por parte del organismo que depende del gobierno bonaerense. Enfatizaron allí que no existe un canal de diálogo aceitado y reclamaron un tratamiento igualitario para todas las entidades profesionales.

Los siete círculos médicos, que concentran la atención de casi 500 mil afiliados, denunciaron también que persiste la discriminación por parte de la obra social a los médicos del interior bonaerense, a quienes se les pagan honorarios inferiores en comparación con aquellos que atienden, por ejemplo, en la capital provincial.

Guillermo Guanella, presidente del CEMIBO, agregó que «los reiterados cambios de funcionarios en la gestión del IOMA mantiene virtualmente paralizadas áreas clave de la obra social», y les impide a los prestadores contar con interlocutores válidos.

«Todas estas situaciones han sido debidamente informadas y planteadas a la obra social desde hace meses, sin embargo, no hemos tenido respuestas ni resolución».

Si bien el CEMIBO sostiene que la premisa es atender a los afiliados, considera que la situación se ha tornado «insostenible» para los médicos, advirtiendo que si no hay una respuesta en los próximos días se vería interrumpido el servicio.