Se cumple el sueño de la familia Calamante

“El Pelado” Calamante tendrá su réplica de TC

Mariano Andrés Calamante trabaja junto a su padre en el armado del Chevrolet que el actual comisario deportivo de la ACTC utilizó durante 13 años en Turismo Carretera y con el que logró 2 de sus 4 victorias.

Mariano Andrés Calamante y su padre Mariano Alberto Calamante arman en su taller de Balcarce una réplica del legendario Chevrolet de Turismo Carretera que corrió el Pelado. “La idea surgió en plena pandemia. Es como un regalo para mi viejo, porque él solía decir: ‘Qué lindo sería hacer una réplica’ de aquella Chevy”, le contó Mariano (h) a SoloTC.
El auto que están replicando es la Chevy con la que el actual comisario deportivo de la ACTC utilizó durante 13 años. “Mi viejo corrió casi toda su vida con el mismo casco. Luego del vuelco que sufrió en la Vuelta de Salta de 1978 hicieron este casco, que usó desde fines de aquel año hasta que lo vendió en 1992”, detalló Calamante (h).
Al principio, la idea era restaurar el casco original del Chevrolet. Lo buscaron y lo encontraron en Saladillo. “Era imposible. Como la han reformado para correr en el TC Pista y demás, no le quedó nada. Le habían hecho piso plano, le sacaron el larguero original. Y estaba bastante abandonada. El último que la corrió fue Luciano Larroudé en TCP”, agregó.

Una réplica 0 km para Calamante
Ante la imposibilidad de restaurar el Chevrolet original, Mariano Andrés Calamante pensó que la alternativa era conseguir un coche que no hubiera corrido nadie. Y el actual piloto de Turismo Special de la Costa (TSC) concretó su anhelo en diciembre de 2020.
“Un amigo estaba armando una Chevy nueva para el TSC, que finalmente no la terminó. No tenía pontones, nada. Era especial para réplica, así que la compramos. No debutó nunca ese auto, así que nació para ser réplica de la Chevy de TC de mi viejo”, indicó. Lo curioso es que los autos del TSC son similares a los TC “de la época de mi viejo: vienen con elástico y sin alerón ni nada de eso”.
Ahora, en el taller de Balcarce de los Calamante conviven el Ford Fairlane de TSC que corre el hijo y la Chevy que fue concebida para el TSC, pero que será réplica del TC del padre. Ambos preparan juntos el auto del zonal pero Mariano Andrés contó que con este nuevo proyecto “me embromó, porque ahora cuida más la réplica que mi Fairlane, jaja”.
“El auto está bastante aproximado, no es que compramos un casco que no tenía nada. De hecho, lo trajimos andando”, le dijo Mariano Andrés Calamante a este medio. “Ya le hicimos los soportes de las butacas de la época, el soporte del tacho de aceite, ese tipo de cosas. También sacamos un par de caños que la Chevy de mi viejo no tenía y soldamos otros para que la jaula sea igual”, enumeró.
El Pelado Calamante, en tanto, se está ocupando de armar la planta motriz. “Ya le dieron medio motor armado que era del 7 de Oro de Mouras y también fue consiguiendo algunos elementos de la época”, manifestó su hijo.
Mariano Andrés sostuvo que al auto le “falta la pintura y volver a colocarle algunas partes, como la pedalera, además de la trompa, la caja y esas cosas”. Y explicó que “la limitante está en el dinero y en el tiempo, como siempre. Cuando termine la temporada de TSC en diciembre, seguramente podremos dedicarnos más a la réplica”, anticipó.

Gentileza: Revista Solo TC