Su padre formó parte del Escuadrón de Gendarmería

EXCLUSIVO: La adolescente atropellada en Buenos Aires vivió 2 años en Balcarce

Una estudiante oriunda de Neuqués de 21 años murió hace unos días al ser atropellada por un taxi frente al aeroparque metropolitano Jorge Newbery, en la ciudad de Buenos Aires, donde fue arrastrada durante 30 metros y el conductor del vehículo escapó sin asistirla.

michelle-tamara-551x364

El accidente ocurrió el miércoles 16 de julio. La víctima estaba por abordar un vuelo para Neuquén, previsto para las 7.30 del día siguiente, ya que iba a pasar las vacaciones de invierno en Zapala, su localidad de origen, informaron sus allegados.

La víctima fue identificada como Michelle Tamara Álvarez, estudiante de Odontología, hija del gendarme Claudio Álvarez y de la comerciante Carmen Lagos, quien tenía además un hermano de 14 años.

El abogado de la familia de la joven, Boris Besoky, informó que el día de la tragedia la joven estaba con su amigo Walter cuando cruzó la avenida Costanera Rafael Obligado mientras la luz de paso parpadeaba y fue atropellada por un taxi Volkswagen Suran negro. La hizo volar 30 metros. Luego, el conductor del taxi escapó.

El padre de la joven, Claudio Alvarez, contó: “Ella había ido temprano al aeropuerto para buscar el vuelo. Para hacer tiempo se cruzaron a la costanera a tomar unos mates y cuando volvían sucedió el trágico hecho”. Y agregó: “Nos enteramos por un amigo con el que Michell compartía el departamento en La Plata, donde estudiaba Odontología, ya estaba en cuarto año”.

Alvarez recordó: “Estamos tratando de asumir el golpe y pedimos que nos aporten datos para esclarecer el caso de mi hija”.

Carmen, la madre de la chica atropellada, comentó: “Me dijo que a las 10.30 estaban en Aeroparque y a las 12 me llaman que había tenido un accidente y bueno no sé, habló mi marido y no lo podíamos creer. Dijeron que estaba muerta, llamamos al Hospital y nadie nos decía nada”. Contó: “Ella venía esta semanita solamente”.

El caso es investigado por personal de la comisaría 51 de la Policía Federal y la Fiscalía de Circuito de Saavedra-Núñez, a cargo de Cristina Caamaño, que ordenó analizar las cámaras de seguridad de la zona

Michell estuvo dos años en la ciudad de Balcarce, ya que su papá Claudio estuvo cumpliendo actividades en el Escuadrón de Gendarmería de la ciudad, mientras tanto ella cursaba sus estudios secundarios en el Instituto Santa Rosa de Lima.

En el primer día de actividad en la escuela se la recordó al momento del ingreso y se elevó una oración en su memoria.