Lo hicieron a través de un comunicado

Juventudes peronistas unidad y organizadas repudian hechos y expresiones violentas en la marcha contra la inseguridad

Sr. Director Por la presente quienes militamos en las juventudes peronistas unidas y organizadas damos a conocer nuestro más enérgico repudio a los hechos y expresiones violentas puestas de manifiesto el pasado martes 1 de octubre del corriente año en la ciudad de Balcarce. Más allá de la actividad militante, duele como vecinos haber visto y escuchado tales actos y expresiones, las cuales han carecido de repudio por parte de la oposición política. Duele saber que a punto de cumplirse tres décadas de vida democrática haya vecinos que, sin miramientos, reivindiquen la dictadura cívico-militar que asoló nuestro país llevándose la vida de 30 mil compañeros. Duele ver como en el marco de lo que se bregaba como una manifestación pacífica y apolítica (aunque esto último puesto en duda por la presencia verificada de referentes de algunos espacios políticos participando e incluso convocando) se transforma por obra y gracia de algunos en un hecho violento que derivó en el repudiable ataque a la casa particular del compañero intendente José Enrique Echeverría. Duele, y asusta, como una persona agrede verbalmente a la concejal y compañera Gabriela Franganillo con esas expresiones que erizan la piel que no vale la pena repetir, a sabiendas de la historia familiar de la legisladora. Un golpe bajo, totalmente condenable, que esconde vaya a saber que finalidades. Una agresión cobarde, contrastante con la valentía y dignidad de la compañera, quien junto a otros ediles del bloque del Frente para la Victoria y también de la oposición decidieron afrontar la situación e intentaron dialogar con los manifestantes. Duele, y preocupa, como ciertos espacios políticos, y más aún aquellos que son ocupados por personas con lazos familiares con algunos de los agresores como el caso de quien ocasionó daños en la casa del intendente, hayan optado por el silencio. Ese silencio que otorga, que da por entendido que esas acciones y expresiones forman parte de su cotidianeidad y, que por ende, son prácticas normales de su forma de hacer política. Preocupa, repetimos, porque hacemos el ejercicio de imaginar a estos dirigentes en un espacio de poder. Duele que un reclamo valedero, como entendemos que es el de muchas de las personas que han acudido a la marcha el pasado martes, haya sido tergiversado y utilizado por inescrupulosos con meros intereses electorales, que buscan arañar un voto más a costa de los problemas del pueblo, sin pensar siquiera en la solución. Sin más, lo saludan atte. Juventudes peronistas unidas y organizadas