Caso Bernaola

La fiscalía pidió a Asuntos Internos informes sobre los policías de Balcarce

BOMBEROS DE BALCARCE

El fiscal Fernando Berlingeri le pidió a Asuntos Internos de la Policía Bonaerense los informes de la investigación por la cual desafectaron preventivamente a la cúpula policial de la comisaría de Balcarce, en el marco de una causa que se inició luego de que la madre de Lucía Bernaola denunciara que Federico Sasso, el joven que atropelló y mató a su hija, pagara para salir de esa dependencia en donde debía cumplir con el arresto domiciliario.

El fiscal Fernando Berlingeri comenzó a investigar la denuncia penal presentada por la madre de Lucía Bernaola sobre posibles irregularidades en la comisaría de Balcarce donde Federico Sasso cumplía con la prisión preventiva.

Durante la investigación, Berlingeri tomó una serie de testimonios e incluso llegó a allanar la comisaría de Balcarce en busca de documentación. En otra oportunidad, a modo de “sorpresa”, fue junto a su equipo de investigadores hasta la dependencia policial en los horarios en que supuestamente los efectivos permitían que el joven imputado por “homicidio culposo agravado” saliera del calabozo. Sin embargo, ni en el allanamiento ni en esa oportunidad encontraron irregularidades.

Si bien el fiscal estaba a punto de desestimar la causa penal ya que, durante el transcurso de la instrucción, no encontró elementos para demostrar -o pensar- que Federico Sasso salía del calabozo, una investigación de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense encontró “irregularidades” en la dependencia de Balcarce que valieron la desafectación preventiva de siete efectivos policiales.

Ante esta situación, el fiscal Berlingeri le pidió a Asuntos Internos que le enviarán el informe con las pruebas que encontraron y que valieron la desafectación de los efectivos ya que, a pesar de que existe un secreto sumario administrativo, de existir un delito la policía tiene el deber de comunicarlo al Poder Judicial.

Sabido es que Asuntos Internos encontró una serie de irregularidades dentro de la comisaría de Balcarce, pero que no guardarían un vínculo estricto con la situación de Sasso, ya que según investigadores judiciales, no se pudo comprobar que él saliera del calabozo.

Entre las irregularidades, los investigadores habrían encontrado presos que no estaban anotados en los libros de guardia, cuchillos y garrafas en las celdas y hasta una play station.

GP