Doctora Marusa Orván

“Le vamos a pedir a la jueza que Martonotti puede ver a sus hijas”

Boccia

Hace un mes que Alberto Martonotti no ve a sus dos hijas de 7 y 8 años. Así lo dispuso la Sala 5 del Departamento Judicial de Mar del Plata tras considerar al papá de las criaturas como “Insano”.

En diálogo con el 100.9, la doctora Marisa Orván contó los detalles del caso de las menores, ahora en guarda provisoria por una familia de Mar del Plata. Manifestó que las chicas se encuentran bien, con contención psicológica y concurriendo a la escuela. Pero el pedido a la justicia es otro. La representante de Martinotti le pidió a la jueza la posibilidad de visitas con vigilancia, para que el padre se pueda reencontrar con las nenas. Esto fue elevado por escrito y ambos se encuentran a la espera de una respuesta.

martinotti

“Es una situación muy compleja. Se puede ver el dolor de Alberto, es por ello que buscamos la posibilidad que las pueda ver a la brevedad. Entendemos que Martinotti está en todo su derecho”, manifestó Orván.

La letrada contó que pudo mantener contacto con la familia que tiene a las hijas de Alberto y que notó el compromiso y la responsabilidad con la que asumieron la paternidad de las nenas. “Los conocí y hablé con ellos. Representan una buena familia”, señaló, al tiempo que agregó: “será difícil revertir la decisión de la jueza”.

Sin embargo, Martonotti descargó su furia contra los directivos de la Sociedad de Protección a la Infancia, tras decir que le ocultaron el traslado de las chicas a la ciudad de Mar del Plata. Dijo que se enteró por las nenas y no por el director de la institución.

orvan

“Tengo esperanza que alguna familia pueda tomar en adopción a mis hijas”, dijo Martinotti. Luego expresó: “voy a seguir hasta las últimas consecuencias. La justicia tiene que ver que las nenas quieren estar con su papá”, señaló el damnificado.

En tanto, por ahora resta aguardar la decisión de la Jueza Orellano, quién determinará o no, si Martinotti puede ver a sus hijas, ya que ha pasado un mes y aún no tuvo acceso a las pequeñas de 7 y 8 años.

Centro