MUERTE DEL REMISERO

Margarita Ponce: “Yo lo enterré sola, nadie me ayudó”

La ciudad continúa conmocionada por la muerte de Juan Antonio Giannini, el remisero que fue hallado sin vida enterrado en un gallinero en las últimas horas. Su mujer Alicia Florez aún continúa en estado de shock producto del desenlace.

De acuerdo a las primeras declaraciones de Margarita Ponce, la víctima habría muerto en su casa y por “temor a que se entere su marido” o “se crea que fue un asesinato” determinó enterrarlo en el fondo de su casa, puntualmente en un gallinero para ocultarlo.

Además, la única imputada declaró que no necesitó de la ayuda de nadie para llevar el cuerpo sin vida de Giannini hasta donde fue hallado. Esto sin lugar a dudas es aún es materia de investigación teniendo en cuenta la contextura física de uno y otro.

El fiscal Rodolfo Moure ha dicho en las últimas horas que el resultado de la autopsia que se efectuará el día viernes sobre el cuerpo de Giannini será clave para determinar las causales de muerte. Por otra parte, si bien Ponce no se negó a contar los hechos, es verdad que en algún punto intentó desviar la ruta de las pruebas, ya que admitió en un principio no haber visto a la víctima. Inclusive cuando se efectuó una investigación ocular del lugar en calle 25 N°177, ella se mostró indiferente. Esto fue el día miércoles, previo a la confesión de la única imputada.

En principio se alude que Giannini mantendría alguna relación con Ponce y que ésta se habría visto desbordado al momento del hecho. También en el lugar se encontró indicios de que la víctima habría consumido Sildenafil, (Viagra), lo que le podría haber provocado un ataque cardíaco. Claramente y de acuerdo a la palabra oficial del fiscal Moure el resultado de la autopsia será el dato fundamental para despejar cualquier duda. Recordemos que el cuerpo de la víctima no presentaba golpes ni cortes al momento del hallazgo.

Mientras tanto, Margarita Ponce de 50 años se encuentra detenida y la causa ha sido caratulada como “Homicidio”.

 

 

Haciendo Camino