Un golpe bajo para el peronismo

Opinión: duro cachetazo para Echeverría, Pérez y el oficialismo; pobre elección de “Petru”

GP

“Ahora, el Gobierno tendrá que discutir con la oposición de igual a igual los temas más importantes de la ciudad”, decía Reino tras derrotar al peronismo en las elecciones legislativas. Y no sólo derrotó al Massismo, sino también al aparato del oficialismo: Daniel Scioli, Cristina Alvarez Rodríguez y varios funcionarios nacionales y provinciales del FpV bajaron a Balcarce en reiteradas ocasiones: hubo importantes anuncios y magníficas obras. Pero nada de eso pudo revertir el resultado.

La lista de Martín Pérez y el Intendente sufrió un duro cachetazo en las urnas y Reino casi los duplicó en votos.Tendrá el Gobierno dos años muy duros de gestión. Sin mayoría automática, sin la presidencia del legislativo y con los temas principales y candentes que discutir con la oposición.

Con varios funcionarios con fecha de vencimiento, con temas como seguridad, Presupuesto y otras cuestiones que discutir. Echeverría deberá recoger el guante si quiere remontar esta situación de cara al 2015, sólo faltan 776 días. Aunque Martín Pérez si ganaba esta elección se posicionaba como potencial candidato a Intendente. Ahora, ya dijo que “duda se seguir”. ¿Y Echeverría irá por la reelección o intentará un cargo en Provincia  o Nación? ¿O nacerá otra figura?

El Gobierno ha cometido este último tiempo errores imperdonables y garrafales en la política. Arreglando las calles un día antes o repartiendo chapas, arena, colchones, tirantes y otros elementos unos días antes del 27 de octubre no se gana una elección. La gente ya no consume esos actos. Toma lo que le dan con una mano, pero vota con la otra. Eso es vieja política. Igual los opositores que se quejaron también lo hicieron cuando Erreguerna fue Gobierno en 2003.

Mucha soberbia de algunos integrantes del equipo. También es cierto que le quedan dos años más de gestión y fue una elección legislativa. Pero el golpe es importante y el mensaje también. Por su contenido, fundamentalmente. Y las razones de la derrota pueden ser varias: la lista, el candidato, el grupo, el aspirante en Provincia o Nación o la gestión. Y no es responsabilidad exclusiva de una de esas variables. Puede ser una o todas juntas. Y en este caso es un combo.

Pero por más armen el slogan “sigamos trabajando juntos”, la diferencia entre los “Pérez” y Echeverría son claras. ¿Será casualidad de quince días antes de las PASO el Gobierno salió a multar a los Camioneros y ahora intentó hacer el relevamiento de la Tasa por Publicidad? y aún sabiendo que ambas causarían un impacto negativo en la sociedad.

El “Patón” ha dicho que vuelve para armar una agrupación, ser tenido en cuenta y si es necesario ir a internas. Y ahora ¿Qué van a hacer muchos funcionarios o militantes que nacieron con Pérez y están con Echeverría?¿ Se van o se quedan?

“Hay un error comunicacional. No supimos transmitir las obras”, dijo el Intendente. Y es cierto. Pero no por eso se pierde una elección. Se pierde cuando la agenda del Gobierno no es la misma de la gente. O se pierde también cuando un grupo se guía mucho de chusmerios y cuentos. El te dije, me dijiste, me contaron, me dijeron y no va a la fuente directamente. O cuando tampoco de sabe negociar o cuando comentan algunos funcionarios se creen que son más importantes que el líder del grupo y especulan con el sillón de Chaves . Ahí se pierde también.

“Hay gente que hace 20 años que esta y nunca le dimos nada”, dijo alguien una vez. Y hay gente que hace dos días que está y ya ocupa un cargo. Y el reconocimiento al que recorre las calles y gasta los zapatos y le resta tiempo a su familia para militar y llegar a cada una de las casas de los distintos barrios. ¿Estuvo o fue casi nulo? El mimo al militante, faltó. No podes poner a un puntero al fondo de una lista. Tiene que ir arriba, al tope. Es el que recorre y sabe las necesidades de la gente.

 Pobre elección de Petru

“Corría con el caballo del comisario”. Como dice el refrán popular, la elección de Petruccelli roza lo pobre o lo malo: no pudo alcanzar ni por asombro los votos de Massa. alrededor de 12500. Es decir, que casi 5000 mil personas no vieron en Petruccelli  el candidato ideal. Nos los representa o no les gusta. No se vieron identificados y cortaron la boleta. Pusieron al intendente de Tigre con otro aspirante a nivel local. En si el aluvión Massa en “Petru” dejó mucho que desear.

Burgos y Colella: tres mil votos

Estasdos fracciones del peronismo obtuvieron casi 3000 sufragios, votos que son peronistas y que se fueron o del oficialismo o del Massismo, disconformes con las conducciones o los grupos.

En política dos más dos no no es cuatro. Pero las elecciones son un claro mensaje para el oficialosmo, el Massismo. Pero más aún para el Peronismo en su conjunto. ¿Figuras repetidas? ¿Muchos años gobernando? ¿Soberbia o arrogancia? No se sabe exactamente qué paso. Pero Arturo Gómez, referente de Uatre y titular de “Peronismo para todos”, dijo hace unos días: “Ojalá haya una victoria radical así se retira del peronismo la gente que hace muchos años que está y lo llevó a la ruina. Hay que refundarlo y organizarlo”.

Como una cachetada o un golpe nocaot para varios que no esperaban este resultado… Teléfono para Pérez, Petruccelli, Echeverría y todo el justicialismo. Ojalá no se hagan los sordos. Igual los peronistas son como el ave Fénix. Resurgen de las cenizas. 

 

 

Haciendo Camino