Montenegro: en seis meses la planta en La Pampa ya estaría en producción

¿Oportunidad perdida para Balcarce?

Cuando ocurren estas cosas, deberíamos tener memoria y pensar en las oportunidades laborales que hemos perdido. Durante la gestión del ex Intendente José Luis Pérez, se presentó un proyecto para la radicación de la Empresa Montenegro S.A en nuestra ciudad. Oportunamente, con muy pocos fundamentos, se rechazó en el Honorable Concejo Deliberante la radicación de la empresa en el parque industrial.

Hoy Montenegro S.S está montando una gran estructura en La Pampa, la misma que en su momento pretendió montar aquí en la ciudad. ¿Fue un capricho de los concejales no aceptar la radicación de Montenegro en Balcarce?. La realidad está a la vista. Se perdieron más de 100 puestos de trabajo.

montenegro en expoagro

El montaje de las instalaciones donde funcionará la fábrica de equipos agrícolas y sistemas de riego “Montenegro” avanza a paso firme y sus primeras estructuras son visibles a un lado de la ruta nacional 5, al sur de la ciudad. El ritmo de construcción en el lugar es intenso porque la intención es pasar a la etapa de producción cuanto antes. “Si no es para fin de año, será en enero o febrero”, anticipó a LA ARENA el presidente de la compañía, Marcelo Gabriel Montenegro.
El lugar impacta, tanto por magnitud de las estructuras como por la prolijidad con que se está concretando cada una de ellas. Hasta hace poco la actividad en el lugar pasaba desapercibida por lo incipiente y por los matorrales que tapaban la vista. La remoción de algunos árboles y montañas de tierra hace unos días ahora apreciar cuánto se ha avanzado en los últimos meses.
De lo construido, sobresale la primera parte de la nave principal, una gran estructura metálica de color negro aún sin techar. No será la única: junto a ella se levantarán dos más, en el sector del terreno que en estas horas se está nivelando y compactando. Sin lugar a dudas, cuando el conjunto de estructuras esté terminado representará una de las instalaciones fabriles más grandes de nuestra provincia, sino la mayor.
Una edificación que se está levantando frente a la nave metálica albergará oficinas administrativas y gerenciales, y un pequeño sector de exhibición de maquinarias. En el centro del terreno y bien visible desde la ruta se ubicará otra construcción un poco más grande. Allí estarán en exposición y venta toda la variedad de equipos de trabajo que Montenegro fabricará en Santa Rosa. “Mostrarse es una parte de nuestra estrategia de venta”, señaló Marcelo Montenegro al explicar por qué la firma optó por adquirir esas 5 hectáreas antes que instalarse en el Parque Industrial de Santa Rosa. “Queremos que la gente que pasa por la ruta sepa que estamos aquí y vea lo que fabricamos. Eso incrementa mucho las ventas”, remarcó el empresario durante la recorrida que ofreció junto al jefe de obra, Maximiliano Laco.
Los vestuarios, el comedor para el personal, una cocina, entre otros sectores, también están muy avanzados. Nivelar el terreno y levantarlo varios centímetros insumió mucho tiempo y esfuerzo. Esta tarea se hizo con la colaboración de maquinarias de Vialidad Provincial.

Metalúrgica.
“Si todo va bien, a fin de año estamos empezando”, se esperanzó Montenegro. “Estamos un poquito retrasados y ya pedimos una prórroga (al gobierno provincial), porque el decreto nos ponía como tope el 29 de noviembre”, comentó. Con la extensión ya concedida -120 días- “creemos que en enero o febrero a más tardar” la planta dará el puntapié inicial.
Con una inversión de 150 millones de pesos, la moderna industria tendrá una superficie cubierta de 15.000 metros cuadrados. Cuando esté funcionando a pleno dará trabajo a 100 personas en forma directa. “Nosotros somos una fábrica metalúrgica”, precisó Montenegro al ser consultado al respecto. “Fabricamos un amplio abanico de equipos vinculados a la producción agrícola, en todas sus etapas, diferentes sistemas de riego, tanto en tipo de riego como en tamaño, y pensamos incorporar nuevos productos”, anticipó el industrial. La firma también produce remolques y acoplados, hecho que lleva a asociar su nombre con el de la firma homónima que existió años atrás en nuestro país y que fuera líder en ese rubro.
Los equipos y herramientas de trabajo para Santa Rosa están en vías de adquisición y serán, según anticipó el presidente, lo más moderno que existe a nivel internacional.
La producción pampeana tendrá como destino tanto el mercando nacional como el internacional. “Eso se va a ir viendo sobre la marcha”, aclaró Montenegro. “En los últimos años se nos han abierto importantes mercados y trabajamos mucho con Europa, con Francia en particular, que es una gran potencia agrícola”, destacó. Cuando esté terminada, la planta de Santa Rosa representará un importante salto cualitativo para la compañía metalúrgica y una oportunidad nueva para la industrialización de nuestra provincia.

Entre el apoyo y el reclamo
“Nos sentimos muy acompañados por el gobierno provincial y gracias a ellos estamos acá”, destacó Marcelo Montenegro al destacar el respaldo oficial para esta expansión de su firma. “Desde un principio nos sentimos totalmente apoyados por el gobernador (Oscar) Jorge”, abundó, sin dejar de mencionar al ministro Abelardo Ferrán -que ayer a la mañana recorrió el predio- y a Fabián Bruna, quien se desempeñó como subsecretario de Industria y Comercio de la Provincia durante la gestión anterior.
Montenegro fue crítico con la situación de la economía y del sistema cambiario en particular. “Un dólar diferenciado nos vendría bien”, afirmó, advirtiendo que para el sector industrial exportador “un dólar a 5,40 pesos no sirve”. Este desfasaje genera “que también haya inflación en dólares y nos obliga cada tanto a actualizar el precio en dólares de nuestros productos. No es serio enviar cada 3 ó 4 meses una planilla a nuestros compradores con los nuevos valores en dólares”, se quejó. De hecho, aseguró, a consecuencia de esta situación la producción argentina “ha perdido mercados” en el extranjero.
El industrial valoró la importancia de las misiones económicas porque, dijo, “sirven para mostrarnos y acceder a nuevos mercados”, algo que es muy difícil para empresas de pequeña o mediana magnitud. “Con una página en internet no alcanza, sino todos venderíamos en el extranjero”.
Hasta el momento, la otra planta de la firma está ubicada en la ciudad de Lobería, provincia de Buenos Aires. El desembarco en Santa Rosa significará una expansión territorial acompañada de una diversificación en la producción.