Participó el jefe comunal José Echeverría

Scioli les pidió a los intendentes de la quinta sección electoral que defiendan la gestión

Haciendo Camino

El gobernador Daniel Scioli se comprometió a visitar y apoyar con su presencia a los candidatos en aquellos distritos en los que falta un esfuerzo adicional para mejorar resultados de las primarias o alcanzar la victoria.

Al recoger los planteos de intendentes y legisladores de la quinta sección electoral, tomó nota de obras y requerimientos que demandan los vecinos en las comunas. Y con el pie en el acelerador de las decisiones políticas, siempre con el objetivo claro de ganar las elecciones del 27 octubre, les dejó a los intendentes una consigna bien clara. “El que no defiende la gestión no puede estar en un cargo político”.

Según confiaron a LA NACION asistentes al encuentro, Scioli habilitó el camino a un rastrillaje más amplio sobre la estructura de gobierno bonaerense para remover a los funcionarios provinciales que se han encolumnado detrás del intendente de Tigre y primer candidato a diputado nacional por el Frente Renovador, Sergio Massa.

Medidas de ese tenor ya se habían empezado a tomar hace una semana. Las dos primeras cabezas en rodar fueron las del titular del Fondo de Garantías Bonaerense (Fogaba), Patricio López Mancinelli, y la del presidente Centrales de la Costa Atlántica, Tomás Hogan, padre de Patricio, intendente de General Alvarado y primer candidato a senador provincial por el massismo en esta sección.

En el hotel Hermitage, tras inaugurar una comisaría móvil en el Barrio Autódromo y a puertas cerradas, Scioli reunió a su tropa regional del Frente para la Victoria (FPV). Estuvo cara a cara durante una hora y media con jefes comunales, diputados y senadores provinciales. Les reconoció logros en las primarias, ya que la quinta sección electoral es la que más votos logró para el FPV, después de la segunda sección, bastión de su principal candidato a diputado nacional, Martín Insaurralde. Pero les pidió un esfuerzo más para octubre.

Asistieron todos, o casi. En la lista de ausentes figuraban el diputado provincial Germán Cestona, el intendente de Villa Gesell, Jorge Rodríguez Erneta, y la legisladora Alejandra Martínez, de la fuerza vecinal local Acción Marplatense. A Scioli lo acompañaron sus ministros de Salud, Alejandro Collia, y de Gobierno, María Cristina Álvarez Rodríguez. Escucharon demandas y voces de respaldo por igual. El diputado provincial Rodolfo Manino Iriart les recordó a los intendentes que sus gestiones deben mucho a las estructuras superiores. “Sin la ayuda de la Nación y la provincia no se crece ni se hace”, advirtió. Y apuntó contra aquellos “parecen haberse olvidado” de las obras y fondos que recibieron en los últimos años.

Así, se reforzó la queja contra la presencia de funcionarios que utilizan la estructura de organismos provinciales para sumar adhesiones en favor del Frente Renovador. Y se comprometieron a aportar nombres de quienes consideran que deberían ser removidos de sus puestos por no alinearse con la gestión. Señalaron el caso de un gremialista marplatense que tiene cargo provincial y al que dicen haber visto festejar de viva voz el triunfo de Massa.

Los intendentes plantearon que les resulta difícil instalar a Insaurralde en sus distritos, ya que el candidato es nuevo para mucha gente. “Se lo puede vender, pero el problema es que no lo conocen”, explicaron. El gobernador les respondió con un pedido: más militancia para posicionarlo mucho mejor. “Si hace falta, hay que ir puerta a puerta”, les explicó.

 

Fuente: La Nación