En Nürburgring

Se cumplen 60 años de la última obra maestra de Fangio

Hace 60 años, el Chueco entró en la historia de la Fórmula Uno por obtener su quinto título mundial pero, además, por vencer en el trazado de Nürburgring después de una remontada única.

Muchos la tildan como la mejor carrera de todos los tiempos. No sólo porque la ganó Juan Manuel Fangio en el Infierno verde de Nürburgring, por el GP de Alemania, sino por la manera en que lo hizo y por lo que significó: el 24° y último éxito del Chueco y la obtención del quinto título mundial.

El balcarceño llegaba al trazado alemán con 12 puntos de ventaja en el campeonato, y restaban tres competencias para el final de la temporada, por lo que un buen resultado sería fundamental para las aspiraciones a defender el 1 que montaba en su Maserati. Pero el Chueco tendría un problema en la previa: la durabilidad de los Pirelli, con mayor desgaste que los Englebert de las Ferrari de Mike Hawthorn y Peter Collins.

Por eso, Fangio y su equipo trazaron una estrategia antes de la largada, sabiendo que debía ingresar a boxes en medio de la carrera para reemplazar las ruedas. El plan fue largar con medio tanque de combustible para escaparse en punta desde la pole, hacer una diferencia y al regresar a pista, tras la detención en boxes, salir delante de sus seguidores.

Con el inicio, todo salía tal cual lo planificado: Fangio hizo una diferencia de treinta segundos sobre los hombres de la Scuderia tras trece giros al Nordschleife. Sin embargo, puede fallar, como decía un conocido mentalista. En la parada para recargar combustible y reemplazar las ruedas, una de esta se trabó y Juan Manuel regresó a pista a 50 segundos de las Ferrari.

Con diez vueltas para el banderazo final, Fangio comenzó una extraordinaria remontada y, en la primera ronda, le descontó 16 segundos al líder. Tras nueve récords al trazado, siete de ellos de manera consecutiva, el Maestro superó en la penúltima vuelta a las dos máquinas de Maranello y recibió la bandera de cuadros en primer lugar.

Así, Juan Manuel Fangio logró su último triunfo y último campeonato. Así, agrandó su inmensa imagen. Esa que, 60 años después, brilla más que nunca.

Créditos: Campeones.