Desde la Coordinación de Programas de Salud

Se gestionó un certificado de nacimiento para una abuela de 86 años

BOMBEROS DE BALCARCE

Desde la Coordinación de Programas de Salud se quiere reconocer la dedicación y compromiso del personal del CAPS Gendarmería Nacional puesta de manifiesto con Formosa Di Giacomo, quien pudo obtener su certificado de nacimiento a los 86 años de edad.

formosa

De esta manera quedó de manifiesto una vez más que los CAPS son mucho más que una “salita” de atención de la salud, más allá de la gran tarea de atención primaria que llevan a cabo y de las acciones de control y de prevención que se realiza en cada una de ellas. Ese es su objetivo primario pero sin dudas que lo que sucede en ellos va mucho más allá ya que se constituyen en un espacio de contención social muy importante y de acercamiento al Municipio.

En este caso particular, se pudo dar respuesta a una inquietud de una vecina, quien tras muchos años logró hacerse de su certificado de nacimiento. Formosa contó que nació en un barco cuando sus padres venían a Argentina desde Italia, escapando de la guerra. Al descender, migraciones registró los datos de sus padres, pero no los de ella. El tiempo pasó y nunca pudo generar dicho trámite de registro. Pasaron los años pero el trámite nunca lo iniciaba teniendo en cuenta que se le comunicaba que era muy engorroso y llevaba mucho tiempo.

Recién a los 86 años, después de haber recorrido un largo camino y gracias al personal del centro de atención primaria que realmente se interesó, Formosa obtuvo una identidad y por eso hoy se encuentra inscripta en el libro de nacimientos del Registro Civil local. Y como si esto fuera poco en los próximos días recibirá en su domicilio su primer DNI.

También se debe reconocer el trabajo del Dr. Ariel Greco, quien es el Jefe del Registro de las Personas de Mar del Plata; al Sr. Federico Tapia del Juzgado de Familia N° 5 y a la Sra. Cristina Daruch del Registro de las Personas local.

La Sra. Di Giacomo agradece especialmente a Claudia Riquelme, Elsa Hernández y a la Dra. Mariela Rojo, como también al resto del personal del CAPS Gendarmería Nacional, quienes de alguna u otra manera colaboraron para que este sueño pudiera concretarse.