En 7 entre 20 y 22

Un perro frustó un robo

Centro

Un delincuente había logrado acceder a una vivienda de calle 7 entre 20 y 22 cuando un perro comenzó a ladrar advirtiendo a su dueña que algo extraño ocurría.

Fue en ese momento cuando una mujer de apellido Burgos se comunicó con el 911 y su ex pareja en pedido de auxilio. Mientras todo esto ocurría, el delincuente, previo forcejeo con el hombre, se encerró el baño de la vivienda para luego ser reducido por la policía.

En tanto se comprobó que el malviviente se desplazaba en un a moto Zanella roja que había dejado junto a una mochila sobre calle 20 para poder escapar.

Personal de la Estación de Policía Comunal logró detener y trasladar al individuo a la sede de Avenida Favaloro.

Boccia