Rumbo a las PASO

Voto blanco, válido, nulo, recurrido e impugnado: diferencias

En total son 34.330.557 ciudadanos, registrados por la Cámara Nacional Electoral en el Registro Nacional de Electores, que estarán en condiciones de emitir su voto para elegir diputados y, en ocho provincias, senadores. Por eso, es necesario aclarar cuál es la diferencia entre un voto válido, en blanco, nulo, impugnado o recurrido.

Se trata de las cinco categorías en las que puede caer un sufragio emitido el día de los comicios. El voto válido es un voto afirmativo que se contabiliza en el resultado final de los comicios. Se obtiene al introducir una boleta oficializada, o varias cortadas con diferentes cargos, en el sobre electoral. El voto válido puede tener tachaduras y borrones, siempre y cuando, como aclara la Cámara Nacional Electoral, “el encabezado permanezca intacto”.
El otro tipo de voto afirmativo es el voto en blanco, que sucede cuando se introduce el sobre vacío en la o con un papel de cualquier color pero sin inscripciones, imágenes o mensajes. Asimismo, cuando se introduce una boleta oficial que carece del cuerpo en alguna categoría, se considera el voto en blanco para el cargo faltante en la boleta.
En las PASO, los votos en blanco se suman al total de los votos afirmativos, por lo que en parte determinan el número de votos que las listas deben conseguir para superar el piso de 1,5% de votos del padrón total, necesario para pasar a las elecciones generales.
Los votos que no se contabilizan son tres: el voto nulo, el recurrido y el impugnado. El voto nulo es el que resulta cuando al abrir un sobre electoral, las autoridades de mesa encuentran un objeto extraño, un mensaje o trozos de boletas cortadas, entre otras posibilidades. No se cuentan en el porcentaje total.
El voto recurrido resulta cuando uno de los fiscales partidarios cuestiona la validez o nulidad de un sufragio. El fiscal debe fundar su pedido, y dejar constancia de su identidad al realizar el reclamo. El voto en cuestión es separado del resto y es la Justicia Electoral la que decide más tarde si contarlo o no en el resultado final.
El voto impugnado ocurre cuando las autoridades de mesa cuestionan la identidad de un votante que haya emitido sufragio. Su voto, al igual que el del voto recurrido, queda en manos de la Justicia Electoral para definir su validez.

GP